8 ene. 2011

Este desastre tan mio y tan de todos...

        Tengo la manía de empezar las cosas y nunca terminarlas, o empezarlas y terminarlas muy rápidamente. Soy ansiosa y paciente a la vez.
        Siempre busco cambios en mi interior, y al final siempre sigo siendo el mismo desastre de siempre. Es algo extraño que busque cambios, no me gustan ni me siento cómoda con ellos, me gusta la rutina y tener todo bajo control dentro de lo que puedo. 
       Me olvido de las cosas. Dejo todo a ultimo momento,con eso descubrí que trabajo excelentemente bajo presión, la manejo muy bien, tanto que te puedo terminar un trabajo que habitualmente llevaría muchas hora en una o dos. Suelo vivir a mil o muy tranquila, no tengo punto medio.
        Me dejo llevar por las situaciones, aunque no soy impulsiva. Pienso bastante, quizás demasiado para mi gusto. De tanto pensar a veces hago todo contrario y me termino arrepintiendo de no ser mas impulsiva y dejar de reflexionar tanto.
        Me mata la culpa, si hago algo mal me pongo en evidencia enseguida con las personas que amo. Me hago la dura, pero soy muy sensible, no por eso vulnerable. Hay cosas del pasado que afectan mi presente y a veces creo que también mi futuro. Suelo ser bastante positiva y buena con la gente,  pero así también puedo llegar a ser una mierda y sin escala, todo depende de las circunstancias (ninguno de los dos extremos me gustan)
        Soy tan desastrosa que en mi desastre mental en muchas ocasiones no logro encontrarme. Me redescubro muchas veces y me desconozco otras tantas. Puedo llegar a sorprenderme millones de veces, pero sin embargo siento que siempre soy la misma. 
       Cuando me aburro tiro todo al carajo y empiezo de nuevo. Lastima que eso no puede aplicarse en todos los casos. 
       Podría resumir todo diciendo que suelo necesitar desconectarme del mundo bastante seguido para ponerme a pensar. Podría decir tanto, pero seguirían siendo cosas que no llevan a ningun punto.


   

    

No hay comentarios: